Nuevas investigaciones sugieren que la práctica de Mindfulness con método de edt transpersonal  de la escuela de jose maria doria , puede proteger la salud y el bienestar de las mujeres y de sus bebés durante el embarazo, favoreciendo también un parto  más relajado.    Las mujeres no siempre pasan todo el embarazo en un estado radiante y relajado.  Experimentan preocupaciones, molestias nocturnas,  y a menudo tienen que lidiar con listas interminables de cosas que hacer. Además, tienen numerosas molestias, tanto físicas- cansancio, dolores de espalda,  hinchazón en los pies- como mentales: cerca del 18 % de las mujeres se sienten deprimidas durante el embarazo, y el 21 % sufren de ansiedad grave.

  Algunas investigaciones recientes sugieren que Mindfulness ayuda a las mujeres embarazadas a disminuir su estrés y a mantener el ánimo, beneficios que pueden dar lugar a bebés más sanos y con menos problemas de desarrollo tras el nacimiento.

Aunque estos estudios son aún muy incipientes, los investigadores confían en que las intervenciones basadas en mindfulness, que se realizan en grupo y son muy accesibles y fáciles de realizar, puedan tener efectos muy transformadores tanto para las mamás como para los bebés. La práctica de Mindfulness favorece el que las personas presten atención a su experiencia interna, es decir aquello que están sintiendo física o mentalmente, y también a la experiencia externa, momento a momento, sin intentar cambiarlas, con aceptación y apertura.

     Así por ejemplo, una mujer embarazada podrá aprender a atender y observar todas las sensaciones que aparecen a medida que el momento del parto se acerca (contracciones, pinchazos o dilatación), aceptando incluso el dolor que pueda sentir en esos momentos, sin dejarse llevar por la anticipación de que ese dolor pueda aumentar y/o empeorar. De esa forma, podrá manejar mejor sus emociones y mantener el equilibrio durante todo el proceso.